Se trata de un trastorno neurobiológico cuyas causas no se conocen totalmente. Los investigadores y expertos en salud mental siguen buscando las causas del síndrome de Asperger. Muchos creen que el patrón de comportamiento que caracteriza el síndrome puede tener muchas cosas. Parecería haber un componente hereditario.

Las investigaciones buscan determinar  si los factores ambientales que influyen en el desarrollo del cerebro podría también intervenir.

El Síndrome de Asperger no está causado por carencias emocionales o por la manera en que se educa a una persona.

Algunos de los comportamientos que muestran algunas personas con el Síndrome Asperger pueden ser vistos por otros como deliberamente maleducados. Mucha gente supone erróneamente que el Síndrome Asperger es el resultado de una mala educación, pero no es así.

En la actualidad no existe cura para este trastorno; los niños con Síndrome de Asperger se convierten en adultos con Síndrome de Asperger. Pero muchos llevan vidas plenas y felices; y esta posibilidad se puede favorecer con amor, educación, apoyo, y recursos adecuados.